Take Action

Join the movement of young people working to protect our health and lives

Our Campaigns

Get involved in our campaigns and help ensure young people's health and rights.

arrow-grid

Donate now

Support youth activists working for reproductive and sexual health and rights.

arrow-grid

Sign up

Get text and email updates

arrow-grid

Evidencia en que se basa este currículo (informado por evidencia)

“Derechos, Respeto, Responsabilidad” es un currículo que cumple con todas las normas nacionales de educación sexual de los Estados Unidos. El currículo busca abordar tanto los conocimientos funcionales relacionados con la sexualidad como las habilidades específicas que se necesitan para adoptar conductas saludables. “Derechos, Respeto, Responsabilidad” refleja las doctrinas de la teoría de aprendizaje social, teoría cognitiva social y el modelo socio-ecológico de prevención. De la teoría de aprendizaje social, que reconoce que “el aprendizaje no solo tiene lugar en quien aprende, sino también en un contexto social particular”, hay varios conceptos clave abordados en “Derechos, Respeto, Responsabilidad”, incluyendo:

Personalización. La habilidad de los alumnos para percibir el contenido central y las habilidades relevantes para sus vidas aumenta la probabilidad de que las aprendan y las retengan. Asegurarse de que los alumnos se vean a sí mismos representados en los materiales y las actividades de aprendizaje puede ayudar a la personalización.

Susceptibilidad. Es ampliamente comprendido que muchos jóvenes no perciben que son susceptibles a los riesgos de ciertas conductas, incluyendo la actividad sexual. Las actividades de aprendizaje deben alentar a los alumnos a que evalúen los riesgos relativos de ciertas conductas, sin exageración, para remarcar su susceptibilidad a los posibles resultados negativos de esos comportamientos.

Auto eficacia. Incluso si los alumnos creen que son susceptibles, pueden no creer que haya algo que pueden hacer para reducir su nivel de riesgo. Ayudar a los alumnos a superar la desinformación y desarrollar confianza practicando las habilidades necesarias para manejar los riesgos son claves para un currículo de educación sexual exitoso.

Normas sociales. Dado que los jóvenes son altamente influenciados por sus compañeros, la percepción de lo que otros alumnos hacen o no hacen influencia sus conductas. La desmitificación de las percepciones y haciendo resaltar conductas positivas entre los adolescentes (p.ej. la mayoría de los adolescentes son abstinentes en la escuela media y a principios de la secundaria, y cuando tienen su primera relación sexual, muchos usan condones) puede promover la adopción de conductas positivas para la salud.

Habilidades. El dominio del conocimiento funcional es necesario pero no suficiente para influenciar las conductas. El desarrollo de habilidades es crítico en la habilidad de un alumno para aplicar contenidos básicos a su vida.

Además de la teoría de aprendizaje social, la teoría cognitiva social está reflejada a través de Derechos, Respeto, Responsabilidad. Al igual que la teoría de aprendizaje social, la teoría cognitiva social enfatiza la auto eficacia, pero agrega la motivación de los alumnos y el énfasis en el dominio de aprendizaje afectivo o emocional, un componente invaluable del aprendizaje sobre la sexualidad humana.

Por último, el modelo socio-ecológico de prevención también informó este currículo. Este modelo se enfoca en las influencias individuales, interpersonales, de la comunidad y la sociedad y la función que desempeñan estas influencias en las personas a lo largo del tiempo. En cuanto al desarrollo, el contenido central y las habilidades para los alumnos de jardín de infantes y los primeros grados de la primaria se enfocan individualmente en el alumno y su entorno directo (p.ej. su familia). En los niveles de la escuela media y secundaria, el contenido central y las habilidades se enfocan en el mundo en expansión de los alumnos, que incluye la influencia de los amigos y otros compañeros, los medios, la sociedad y la cultura.

Características de una educación sexual efectiva

Doug Kirby, el principal investigador en temas de educación sexual que lograron obtener los resultados deseados, creó una lista de características con las que debe contar un programa efectivo, publicada en 2007 y reimpresa a continuación.

  • Se enfoca en resultados específicos de comportamiento.
  • Aborda valores individuales y normas grupales que promueven comportamientos que mejoran la salud.
  • Se enfoca en el aumento de percepciones de riesgo personales y el daño que resulta de comportamientos específicos de riesgo, además de reforzar factores de protección.
  • Aborda las presiones e influencias sociales.
  • Desarrolla capacidad personal y social.
  • Proporciona conocimiento funcional básico, preciso y contribuye directamente a la toma de decisiones y comportamientos que promueven la salud.
  • Usa estrategias diseñadas para personalizar la información y captar la atención de los alumnos.
  • Proporciona información, estrategias de aprendizaje, métodos de enseñanza y materiales apropiados para la edad y el desarrollo de los alumnos.
  • Incorpora estrategias de aprendizaje, métodos de enseñanza y materiales que son culturalmente inclusivos. Proporciona el tiempo adecuado para la instrucción y el aprendizaje.
  • Proporciona oportunidades para reforzar las habilidades y los comportamientos positivos para la salud.
  • Proporciona oportunidades para hacer conexiones con otras personas influyentes.
  • Incluye información para los maestros y un plan de desarrollo profesional y capacitación para mejorar la efectividad de la instrucción y el aprendizaje de los alumnos.1

Learn more about sexuality education: Sexuality Education: Building an evidence- and rights-based approach to healthy decision-making

1 Kirby, D., Rolleri, L. A., Wilson, M. M. Tools to Assess Characteristics of Effective Sex and STD/HIV Education Programs (TAC). 2007.